Buenos Aires Sur logo

Buenos Aires Sur - Logo

Inicio

Atentados de falsa bandera: Cuando es el Estado quien siembra el terror

  En medio de una multitud, en medio de “la normalidad”, en …Continuación

Beba Bidart es Buenos Aires

Sábado 24 horas, San Telmo, una calle empedrada, un lugar muy especial …Continuación

Ese sujeto encantador…

  Theodore provenía de una familia humilde, no obstante sus ansias de …Continuación

Mario Palacios: ex combatiente de Malvinas y luchador de la vida

Mario Palacios, clase 1962, tenía 19 años cuando estaba haciendo el servicio …Continuación

Mario Palacios, clase 1962, tenía 19 años cuando estaba haciendo el servicio militar en Comodoro Rivadavia, en el Batallón Logístico 9. Le habían dado dos días de licencia para ir a su hogar y pensó que el motivo era que ya estaba próximo a que le dieran la baja porque ya había comenzado el servicio la clase siguiente. Dejó su teléfono, como se lo solicitaron, y estaba muy contento porque iba a su casa. Pero en realidad la licencia no era tal, dice Mario: “los militares ya sabían, ya habían hecho el embrollo”. Apenas había llegado cuando lo llaman a la casa de su hermano para decirle que tenía que presentarse en el Palomar. A su vez Mario tenía que llamar a otro, y ése a otro, porque se había hecho una cadena para convocarlos.

“Era el manotazo de ahogado que habían armado para permanecer en el poder. Habían hecho un desastre que ya no les entraba en el cajón y necesitaban tiempo para limpiar todo. Ya se venía la onda de que la cosa no le daba para más a los militares”, dice Mario. Y agrega: ’Vamos con el patriotismo’, dijeron ellos. Y ahí tenés la Plaza de Mayo lo que fue, todos con las banderas”.

Mario Palacios foto 1

-¿Qué pensaste cuando te llamaron?

-No caía. Les conté a mis amigos y ellos se pusieron mal, las chicas lloraban. A la noche hicieron un asado como despedida… yo no entendía nada, seguía sin caer. A nosotros no nos decían que íbamos a ir a Malvinas, sino que teníamos que presentarnos en el cuartel. Pensábamos que no pasaba nada, que íbamos como refuerzos, como reservistas. Nos subieron al avión en Palomar, bajamos en Comodoro, al cuartel, y ahí nomás bolsón, portaequipos… entonces nos dimos cuenta de que la cosa no era como pensábamos.

-¿Sentiste miedo?

-¿Sabés que no? Miedo no, incertidumbre. Nos subieron en un Boeing de los chiquitos de Aerolíneas y nos bajaron en Malvinas. Pasó más de un mes hasta que empezó el primer combate. Tomamos conciencia ese día, el 1º. de mayo. Venían preparando lo de los radares aéreos, sonaban. No sabíamos qué era eso, y preguntábamos qué eran esas sirenas. Nos dijeron que eran los radares que empezaban a sonar cuando detectaban un avión y buscaban el blanco.

Ese día comenzaron a sonar las sirenas y no paraban, ya no era un entrenamiento. Sacamos la cabeza y pasaban los Sea Harrier y empezaron a tirar. Ahí empezaron muchos pibes a llorar, otros se descompusieron, otros consolándonos unos a otros… Hubo pibes que no soportaron, que se les hizo un lío en la cabeza, relacionaron la guerra con la muerte, y estaba bien, era lógico.

-Posiblemente esos chicos fueron las primeras víctimas…

-Es muy posible. Había mucho temor ya desde el primer día. Tanto nosotros en tierra como los que iban en el Belgrano éramos todos pibes, todos colimbas. Teníamos instrucción de tiro pero no de guerra, instrucción de guerra nada, nunca. No sabíamos si teníamos que tirar agachados, cómo teníamos que avanzar…

-Me imagino que las armas que les dieron eran obsoletas.

-Sí, los milicos hacen las cosas todo por reglamento. Yo tenía de provisión una Pam, que es una ametralladora para asalto, de las que usa la policía para un problema interno. Tirabas diez tiros y se te calentaba el caño, ¡una porquería! Agarrabas un Fal, no tenían número, ¡cualquiera! Después, cuando estabas ahí, cuando iba pasando el tiempo, ya te hacías como un vaqueano de la guerra, ya te aprendías a manejar, a mover, ya no había ese miedo con los milicos, ya no había respeto, porque antes era el respeto por el miedo: “sí mi General, sí Cabo Primero”. Se acabó Cabo Primero, se acabó todo.

-Hubo muchos abusos por parte de los jefes con sus propios soldados, parecía que el enemigo estaba dentro de las propias trincheras.

-Sí, yo fui uno de los estaqueados. ¿Viste la manía que tienen los milicos de degradarte, de denigrarte? Eso lo utilizaban siempre, y ahí también lo utilizaban. ¿Por qué no nos dejaban comunicar con nuestra familia? ¿Por qué no les podíamos mandar una carta para que supieran que estábamos bien? Eso levanta totalmente el ánimo a tus pares, a tus hermanos, recibís una respuesta de ellos y te circula la sangre, ¿me entendés? Y no nos dejaban mandar cartas. Había muchos pibes llorando, yo tenía muchos compañeros clase 63, sólo dos éramos clase 62; “soldados viejos” nos llamaban. Me puse a la cabeza y les dije que escribieran cartas y me las dieran. Porque no controlaban si vos entrabas o salías, y estábamos cerca del centro, donde estaba el correo.  Todavía no había empezado el combate, si hubiera sido así sería entendible que no nos dejaran llevar correspondencia, pero en ese momento era inexplicable. Por eso queríamos llevar tranquilidad a nuestras familias, decirles que estábamos bien, que estábamos comiendo. Con mi otro compañero de clase 62 cargamos las cartas en un bolso, no teníamos guardia ni nada, salimos de la unidad y nos fuimos caminando por la ruta. Había soldados por todos lados, todos vestidos iguales, pero tuvimos la mala suerte de que pasara el Mayor de nuestra unidad en un jeep, nos bajamos la visera y seguimos. De pronto oímos que el jeep frena y da vuelta, nos pregunta: “soldados, ¿quiénes son?”, le contestamos: “Batallón Logístico 9, Mayor”. Nos llevó hasta el regimiento y ahí nos estaquearon.

-Una vergüenza el maltrato, reconocido hasta por soldados ingleses.

-Sí, es denigrante, ellos se comportaban así en el servicio militar, y siempre. Hicieron una guerra para pelear con sus mismos soldados, ¡terrible! En vez de ponerle ánimo a la tropa, para que los tipos tuvieran ganas, para que luches contra el miedo, contra la angustia que tenés adentro; no, parecía que te estaban atacando a vos.

-Además pasaron frío y hambre.

-Sí, eso obvio. Al principio usaban las cocinas de campaña, se hacía la sémola que nos daban, polenta… después con la historia de que los ingleses traían un misil que buscaba calor, no se podía cocinar. Entonces comíamos corned beef, esas viandas que armaban, pero te llegaban la mitad, porque, por ejemplo, veías la de un Cabo que traía una botellita de whisky “Criadores”, tenía chocolate, bien armada. La vianda era la misma que la nuestra, pero la nuestra tenía corned beef, un par de latas de paté y galletitas. Lo que más bronca dio fue que cuando los ingleses tomaron la isla y cuando nos llevaron al centro de operaciones logísticas –yo no lo vi porque estaba herido-, patearon y abrieron los depósitos y estaban atestados de comida, latas de dulce de batata, chocolates, abarrotados de comida. Es el día de hoy que no entiendo eso. Decían que estaban acopiando para la guerra, pero ¿cuánto iba a durar una guerra con los ingleses? ¿más de lo que duró? Tardaron ellos porque se tomaron su tiempo para bajar… Porque los militares nuestros, en vez de hacer un perímetro -yo no soy militar ni entiendo nada, lo poco que sé es de mirar películas-, para que no desembarcaran, los dejaron desembarcar. Imaginate que una vez que dejaste desembarcar, es como dejarle a un león la puerta abierta de tu casa, te come. Si no querían que bajaran habría que haber minado toda la costra, pero las minas eran insuficientes, no había más para colocar.

-Si se hubieran hecho las cosas bien quizás los resultados hubieran sido otros.

-Si los militares argentinos hubiesen trabajado para lo que estudiaron, hubiese sido diferente. Porque por ahí se perdían vidas, pero por ahí los tipos se podían llegar a retirar, o podían llegar a traer más soldados, pero por lo menos era algo justificado. Decir “fui”, viste, perdieron la vida un montón de pibes pero no tan al pedo. Dejaron bajar a los ingleses, se instalaron, eran especialistas. Fueron avanzando de a poco, atacaban los fines de semana, porque los gurkas cobraban doble. Nosotros estábamos tranquilos de lunes a jueves; los viernes, sábados y domingos, vos no sabías si los misiles te caían en la cabeza. Las tropas tendrían que haber estado más lejos, calculando la distancia a la que llegaban los misiles, nada de eso se hizo.

-Podemos decir que los que volvieron lo hicieron por la gracia divina.

-Sí, gracias a Dios los que volvimos fue el mayor número. Date cuenta que murió más gente en la post guerra y el número de suicidios fue enorme, mucho mayor que el de los que murieron allá.

-¿Qué sentiste cuando volviste?

-Un gran alivio. Yo volví herido en el barco “Bahía Paraíso”, que era nuestro. Los que no estaban heridos volvieron en buques ingleses.

-¿Tu familia sabía que estabas vivo?

-Sí, pero la información que les daba la Escuela no era exacta. Mi mamá creía que yo volvía sin una pierna y cuando llegué y abrí la puerta se me tiró a las piernas. “Tenés las dos, tenés las dos”, me decía. “Sí, tengo las dos, ¿qué pasa vieja?”. Después vinieron mis amigos, todos llorando. Esa parte fue muy emocionante.

-¿Te sentiste el héroe del barrio?

-Sólo por un momento, como la bolsa que levanta un momento y después baja, después bajó. Los que tuvieron suerte pudieron estudiar, otros tuvieron algún amigo o alguien que los pudo encarrilar, o alguna ayuda psicológica. Pero la gran mayoría, nada. Tampoco se conseguía trabajo porque se decía que éramos gente violenta…

-El Estado no se encargó de nada.

-No, en ese momento lo único que hacían los milicos era llamarte para hacerte firmar que te habían tratado bien, que no habías hecho nada, te interrogaban, todo eso, lo único. Pero no te preguntaban si estabas bien, si necesitabas algo, no te hacían ningún chequeo, nada. Por eso los que salieron adelante más rápidamente fueron los que tenían contacto político con el gobierno de Alfonsín. Así que la ayuda era por amistad o porque estabas haciendo una carrera… si no tenías alguien que te acomodara… como fue siempre… Pero lo nuestro era una causa, era un grupo, había que agarrar al grupo y manejarlo, no dejarlo tirado, por eso tantos suicidios. Unos pudieron progresar, otros formaron su familia, otros trabajaron, la remaron como pudieron, bancaron la cabeza como venía y le dieron para delante con el corazón, sin ninguna ayuda externa. Recién en el gobierno de Cristina la pensión que cobramos fue actualizada y tenemos atención médica.

-Nosotros, el pueblo común, a pesar del horror, a pesar de que fueron utilizados por una dictadura siniestra que estaba decadente, les estaremos siempre agradecidos a aquellos chicos inocentes, que dieron todo.

-Fue el manotazo de ahogado de los milicos para perpetuarse en el poder, nosotros fuimos el instrumento, y fuimos el mismo instrumento que le devolvió la democracia al país, porque se perdió la guerra y los milicos desaparecieron. Los políticos no podían hacerlos salir, no iban a entregar el poder. Así que al perder la guerra, cosa que no fue preparada, imaginate que éramos todos pibes, se les terminó todo.

 

Le agradezco a Mario Palacios que me haya contado su durísima experiencia, debemos saber que en el barrio de Catalinas Sur, tenemos un héroe, anónimo para muchos, pero que realmente ha hecho historia. Una historia diferente, una historia que vivirá para siempre en la vida y en la memoria de cada habitante de suelo argentino. También le agradezco por haber sido protagonista de la vuelta a la democracia en nuestro país. Y le pido perdón, en nombre del pueblo, por lo que tuvo que vivir debido a la demencia de los dictadores que pretendían dirigir el destino del país.

Magdalena Cabrera   |  

El “oficial” Chonino

Ser perro policía es un honor. No cualquier perro supera las duras …Continuación

Ser perro policía es un honor. No cualquier perro supera las duras pruebas que desde el 3 de agosto de 1932 los entrenadores exigen a sus nobles animales.

Ser perro policía no es para cualquier perro. Hay que tener el fuego sagrado del deber y el orgullo. Hay que saber pararse ante el peligro, hay que tener el amor profundo de dar la vida por el prójimo.

En todo el país, cientos de perros de distintas razas, Pointer, Bretón español, Beagle, Rottweiller y Ovejero alemán, ponen su destreza y disciplina al servicio del rastreo de drogas, o de búsqueda de personas perdidas en siniestros graves, o de exhibición para alegrar a todos con sus habilidades más espectaculares.

Chonino, era un perro policía, no era un perro más, tenía destino de héroe. Una madrugada muy fría de junio de 1983 en la zona de General Paz y Avenida Lastra dos agentes de la Policía Federal recorrían la zona en su habitual ronda nocturna. Los acompañaba Chonino. A las pocas cuadras observaron a dos personas dentro de un auto en actitud sospechosa. Los agentes se acercaron a solicitarles su identificación y la del auto. Los hicieran bajar del vehículo y casi instantáneamente, los delincuentes dispararon a quemarropa contra el guía de Chonino, muy malherido, con el pecho estallado por la bala asesina el agente cayó al suelo casi inerme, el otro agente tanbién recibió dos disparos en el estómago y no puedo , siquiera atinar a sacar su arma reglamentaria. Chonino vio caer a su amigo, a su guía, a su compañero, y sin dudar un instante se arrojó sobre el cuerpo del ladrón y se trenzó en feroz lucha. Logró desarmarlo con sus dientes afilados y apretados de dolor por el cobarde ataque. Luego desarmar a uno, Chonino se lanzó corajudamente a tratar de retener al otro maleante, pero una bala traicionera, por la espalda, hirió el alma de Chonino. Una bala trapera diría su guía, esas balas que enaltecen a la víctima y empequeñecen al agresor por su traición. Aún herido y con las últimas fuerzas recorriendo su aterido cuerpo, Chonino logra aferrarse a la campera del agresor y arranca un trozo de su bolsillo donde llevaba la billetera. El cobarde delincuente huyó, corriendo con su cómplice al oír las sirenas de las patrullas de apoyo. El agente, doblado de dolor y en un enorme charco de sangre de hombre estiró su brazo, abrió su mano y lo llamó… Chonino, fue su última palabra y Chonino, como pudo, sin fuerzas pero con el orgullo y el valor mas alto que nunca, se acercó a su amigo, apoyó su cabeza en la mano y juntos, se fueron de la vida.

Las patrullas nada pudieron hacer ante ese dantesco cuadro, sin embrago, el oficial a cargo de los refuerzos se acercó a Chonino, y sacó de su boca un trozo de tela y una billetera que sirvió, pocas horas después para detener a los asesinos, que hoy, cumplen cadena perpetua en la cárcel de Olmos. Chonino fue condecorado y por este acto de heroico amor al su semejante, el 2 de junio fue fue declarado Día Nacional del perro Policía y la Agrupación Perros ubicada en Salguero y Avenida Casares lleva el nombre de Chonino.

Chonino, sinónimo del coraje y la nobleza. El mejor amigo que muchos tendrán. Valiente y maravilloso. Ningún asesino infame podrá sacarnos de nuestra memoria. La justicia humana, en este caso, hizo su trabajo. la justicia divina lo hará muy pronto, porque de Dios nadie se puede mofar!!!foto Chonino

María Laner   |  

Atentados de falsa bandera: Cuando es el Estado quien siembra el terror

  En medio de una multitud, en medio de “la normalidad”, en …Continuación

bandera-falsa-featured

 

En medio de una multitud, en medio de “la normalidad”, en medio de lo cotidiano, en medio de los pensamientos en los que transita absorto el ser humano, de repente, sin previo aviso, sin piedad ni contemplaciones… irrumpe el terror vestido de sangre y destrucción, de gritos y llantos, de cuerpos mutilados, de escombros y hierros retorcidos, de fuego, humo y desolación.

 

foto-1

 

Como una ráfaga de balas el terror atraviesa las mentes y los corazones de los desprevenidos ciudadanos que confiaron en que sus gobernantes los protegerían, pero otra vez un acto terrorista ha sido llevado a cabo… por el propio gobierno.

A esta descripción ilustrativa, mas por desgracia no ficticia, se la conoce como atentado de “falsa bandera” o autoatentado. Los invito a descubrir por qué no deberíamos creer en las teorías conspirativas, pero sí en las conspiraciones.

 

foto 2

 

¿Qué son y para qué se realizan los atentados de “falsa bandera”?

Las operaciones de falsa bandera son acciones encubiertas llevadas a cabo por una élite dentro de los gobiernos en coordinación con las agencias de inteligencia propias y extranjeras, financiadas y alentadas muy por lo general desde el poder económico de instituciones privadas como, por ejemplo, la banca internacional. Están diseñadas para parecer obra de determinados individuos, entidades o Estados, persiguiendo alcanzar objetivos políticos, estratégicos y finalmente económicos, haciendo aparecer como responsables a un país, grupo o ideología, desde la “derecha” a la “izquierda”, desde el catolicismo al islamismo, a quienes se inculpará y demonizará por las acciones violentas que, en realidad, son prefabricadas para este fin. Sirviendo para “arrear” cual borregos a la opinión pública para que respalde “la guerra contra el terror” y a su vez generando el tan ansiado “casus belli” o motivo de guerra. ¡Sí, ese inconmensurablemente rentable negocio de la guerra! ¿Le parece esta metodología demasiado retorcida? Bien, ¡pues lo es!

Alguien que sabía mucho sobre el manejo de masas dijo: “Las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña” (Adolf Hitler).

 

foto 3

Atentados de falsa bandera, un acto perverso con pasado y presente

El gran incendio de Roma

foto 4

 

Según el historiador y político Tácito, en la noche del 19 de julio del año 64 de nuestra era, el emperador Nerón ordenó incendiar Roma.

Para entonces Roma contaba con un total de 14 distritos de los cuales 4 resultaron completamente arrasados por las llamas mientras otros 7 fueron parcialmente dañados. Nerón culpó sin evidencia alguna a los pacíficos cristianos (a quienes ya perseguía despiadadamente) y “aprovechó” el área que las llamas destruyeron para construir el “domus aurea” o “la casa de oro”, un sueño que le obsesionaba y “gracias a aquel atentado” finalmente pudo concretar. Un gigantesco palacio que ostentaba grandes lujos y extravagancia justo en el centro de la ciudad. Roma había “apagado” su incendio con la sangre de innumerables cristianos a quienes hoy se podría acusar de ¿terroristas?, por favor piénselo.

Aquí haremos una pausa para analizar los cinco pilares donde se erigen los atentados de falsa bandera: 1) el poder político, 2) el impacto social del atentado en sí, 3) el mayor beneficiario, 4) el “chivo expiatorio” o falso culpable y 5) la desinformación maliciosa de la prensa prostituta o “medios masivos de comunicación”, una herramienta fundamental de la élite del poder mundial para desviar, aún a los mismos periodistas, de la verdad. Aquí vemos nuevamente la eficaz fórmula para el control social de “problema, reacción, solución” que expuse en artículos anteriores; se genera un problema: el atentado, se provoca una reacción: el terror en la población y se ofrece una “solución” que generalmente consiste en cercenar las libertades individuales en pro de la seguridad colectiva. Una mentira repugnante del “sistema” para asegurar su supervivencia, no la nuestra.

 

fotos5-6-7

 

En medio de este afán de supervivencia a toda costa que tienen las élites del poder financiero internacional encontraremos todo tipo de “buenas intenciones” como: liberar países petroleros de regímenes no alineados con Washington como sucedió desde Irak, hasta controlar los campos de amapolas del opio (materia prima para el multimillonario negocio del tráfico de heroína) en Afganistán, pero no sin antes pasar por el continente africano y asesinar a Muamar El Gadafi en Libia que con el dinar de oro amenazó con salir del dólar y establecer así un nuevo patrón económico para el comercio mundial de petróleo.

 

fotos-8-9

 

Con la noticia de la creación de dicha moneda soberana respaldada por el petróleo libio y por su propio peso en oro, tuvieron que lidiar en la entidad privada que controla y emite los dólares “LA FED” o Reserva Federal de los Estados Unidos. Tenga por seguro que esto no les agradó en lo absoluto.

¿Se imagina una moneda que como respaldo tenga una potencia militar? Deje de imaginar, le presento al dólar y al ejército de los Estados Unidos de América.

 

foto 10

 

Ahora que hemos delineado los conceptos básicos de la estrategia geopolítica y la utilidad que en ella tienen los atentados de falsa bandera, repasemos brevemente algunos acontecimientos modernos que generan suspicacias, pues muy bien encajan en los que podrían ser atentados de falsa bandera.

Para no hacer en exceso extensa la información, sólo se resaltarán algunos detalles que hacen a cada caso expuesto a continuación.

 

Atentado al acorazado Maine

 

foto 11

 

En la noche del 15 de febrero de 1898 el acorazado norteamericano Maine explosionó en la Bahía de La Habana, Cuba, dejando un saldo de 268 muertos. Su capitán y la mayoría de los oficiales “afortunadamente” no se encontraban en la nave al momento de la explosión.

Este incidente dio lugar a la guerra hispano-estadounidense, pues se acusó a España de dicho atentado. Estados Unidos pudo entonces apoderarse de las colonias que le quedaban a España en América y el Pacífico. Recién en 1975 el Almirante norteamericano Hyman Rickover dijo que: “una fuente interna fue la causa de la explosión del Maine.

¿Qué habrá querido decir con la expresión “fuente interna”? En fin…

 

El hundimiento del RMS LUSITANIA

 

foto 12

 

A diez meses del comienzo de la Primera Guerra Mundial, concretamente el 7 de mayo de 1915 el buque británico era hundido por el submarino alemán U-20 en “llamativas circunstancias”. Veamos: este navío servía a un mismo tiempo como transporte de pasajeros y de material bélico encubierto entre su carga “civil” habitual (llevaba miles de granadas y cajas con munición); de hecho tenía tres manifiestos de carga diferentes con el propósito de ocultar dicho material bélico a las autoridades portuarias. En septiembre de 1914 el constructor naval Leonard Paskett inspeccionó el Lusitania en compañía de nada menos que el Primer Ministro británico Winston Churchill y le hizo notar que la embarcación no podría ser eficazmente evacuada en caso de ser torpedeada. Atónito debió quedar ante la respuesta de Churchill: “éste es otro cebo viviente de 45.000 toneladas!”. Ese cebo viviente transportaba a 1.959 personas.

El 23 de abril de 1915, una semana antes de la partida del Lusitania, la embajada alemana publicó una casi desesperada advertencia en los periódicos que textualmente decía: “Atención! – Se recuerda a los pasajeros que tengan la intención de cruzar el Atlántico, que existe el estado de guerra entre Alemania y Gran Bretaña, y que la zona de guerra comprende las aguas adyacentes a las Islas Británicas; que las embarcaciones con bandera de Inglaterra o cualquiera de sus aliados se arriesgan a ser atacadas en tales aguas, y que los viajeros que atraviesen la zona de hostilidades en barcos de Gran Bretaña o cualquiera de sus aliados lo hacen por su cuenta y riesgo.

Embajada Imperial Alemana
en Washington D.C.

Datado 23 de abril de 1915”.

¿Estaba Alemania más interesada que Gran Bretaña por la vida de los mismos británicos? Así parece.

Asimismo Joseph Kenworthy del Servicio Secreto Naval pone en conocimiento del Almirante Sir. John Arbuthnoth Fisher y del mismo Winston Churchill que se había divisado al submarino alemán U-20 en las cercanías del trayecto del Lusitania, quien debía encontrarse con el crucero Juno, que le serviría de escolta. Fue también Churchill quien no sólo ordenó que el crucero Juno volviera a puerto, dejando así indefenso al Lusitania, sino que además no advirtió a su experimentado Capitán William Thomas Turner de la presencia de un submarino en su ruta.

La tragedia fue servida en bandeja de plata. Blanco de un torpedo alemán este “cebo viviente de 45.000 toneladas” conocido como el RMS Lusitania se hundió en 18 minutos. 1.198 pasajeros murieron, entre los que se contaban 124 norteamericanos, 94 niños y 35 bebés. Esta “crónica de una muerte anunciada” sirvió para generar un “casus belli” o motivo de guerra para arrastrar a los Estados Unidos a la guerra contra Alemania. Hoy, a casi cien años de este hecho, un escenario similar se levanta, donde Israel busca el apoyo militar de los Estados Unidos para atacar a Irán, roguemos que no suceda otro atentado como el del Lusitania o aún peor.

 

El ataque a Pearl Harbour

 

foto 13

 

El domingo 7 de diciembre de 1941 “una fecha que vivirá en la infamia” según rezaron las palabras de Franklin Delano Roosevelt, por entonces presidente de los Estados Unidos de América, sin embargo, esta “infamia” podría no deberse al ataque de la aviación de la Marina Imperial Japonesa, sino a la inacción de los Estados Unidos que la hicieron posible. Veamos: este “ataque sorpresa” genera muchas dudas sobre si realmente fue una “sorpresa” para los Estados Unidos pues el 27 de enero de 1941, más de 11 meses antes del ataque, Joseph C. Grew, embajador estadounidense en Japón, despachó un cable informando (¡casi un año antes!) que se estaba preparando un ataque contra la Bahía de Pearl. También el 24 de septiembre de 1941 un mensaje de la inteligencia naval japonesa fue descifrado; en dicho mensaje se solicitaba la ubicación exacta de los buques en Pearl Harbour, pero Washington optó por no compartir esta información con los oficiales de su propia marina. En total Tokio enviaría más de mil mensajes haciendo referencia al ataque a Pearl Harbour. ¿Sería por eso que ningún portaaviones de la marina estadounidense se encontraba en Hawai al momento del ataque?

El Lexington, Saratoga, Enterprise, Yorktown y el Hornet junto a otros sendos navíos de guerra “casualmente” no estuvieron a disposición de los bombarderos japoneses.

2.402 muertos y 1.247 heridos garantizaron el pleno apoyo del pueblo norteamericano a su gobierno y a la declaración de guerra a Japón tan sólo un día después del ataque a Pearl Harbour.

 

Ataque al USS Liberty

 

foto 14

 

El 8 de junio de 1967 mientras Israel llevaba a cabo “la guerra de los seis días” contra Egipto, el buque de inteligencia electrónica USS Liberty fue atacado por la aviación y lanchas torpederas hebreas mientras se encontraba en aguas internacionales en la península del Sinaí.

Jets de combate Mirage y Mystere, junto a torpederos del IDF, Fuerzas de Defensa Israelíes (por sus siglas en inglés), mataron  a 34 marineros e hirieron otros 170, según testimonios de los sobrevivientes hasta las balsas salvavidas donde trataban de evacuarse los norteamericanos fueron ametralladas.

El USS Liberty quedó seriamente dañado y su ensangrentada tripulación desconcertada… ¿Por qué Israel atacaría a un aliado?

 

foto 15

 

La respuesta oficial de Israel fue que este incidente se debió a una “desafortunada cadena de errores” de su mando al confundir al USS Liberty con el destructor egipcio El Quseir. A pesar de que el Liberty era mucho más grande y no tenía virtualmente armamento, a diferencia de lo que es un destructor (sólo llevaba 4 ametralladoras cal 12.7 mm) pues era un buque de inteligencia electrónica que estaba captando todas las transmisiones de radio que Israel estaba teniendo, hasta que puntualmente se le destruyeron todas sus antenas de radio y radar.

Están quienes piensan que fue un lamentable error… y están los que piensan que puesto que el Liberty estaba captando la información de que la toma de los Altos del Golam era inminente, los espías de la entonces URSS infiltrados en la inteligencia norteamericana iban a filtrar esta información a Rusia, quien vendría en ayuda de Siria y comprometería la operación bélica de Israel. Una investigación independiente dirigida por el entonces director de la CIA, Richard Helms concluyó que el ataque fue deliberado.

 

foto 16

 

Los atentados contra “las torres gemelas” del 11 de septiembre de 2001

 

foto 17

 

Este suceso verdaderamente marca un hito pero no en la historia de los atentados terroristas, pues en mi opinión, el mayor atentado terrorista hasta la fecha ocurrió el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima, Japón, donde 100.000 personas fueron incineradas en el primer genocidio nuclear de la historia, por supuesto, perpetrado por los Estados Unidos de Norteamérica.

El evento del 11 de septiembre de 2001 marca un paradigma, una verdadera bisagra de la historia de la ingeniería social, de la manipulación de masas y de la opinión pública a nivel global en una “acción psicológica”, una puesta en escena por los medios masivos de desinformación, léase las grandes cadenas de “noticias” al servicio del dinero mas no de la verdad. Por este motivo los atentados del 11 de septiembre de 2001 serán objeto de un extenso y minucioso análisis en una futura publicación, no obstante, he aquí una breve reseña de los hechos que evidencian que no siempre debemos creer aún en lo que “creemos ver”.

El día martes 11 de septiembre del año 2001 las torres gemelas del Word Trade Center en EE.UU. sufrieron un atentado terrorista sin precedentes en suelo norteamericano.

La versión oficial de los hechos proporcionó el argumento y motivo necesario para el expansionismo imperial de los Estados Unidos y sus Estados lacayos de la OTAN, quienes mediante la fuerza militar han podido controlar, léase, apropiarse, desde el petróleo de Irak hasta el opio de Afganistán, materia prima para la fabricación de la heroína.

El profesor David Ray Griffin, examinó el informe de la comisión investigadora de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y encontró “apenas” 115 “omisiones y manipulaciones” tendientes a ocultar la verdad sobre lo que realmente ocurrió en dichos atentados. Aquí están:

  1. Omisión de la prueba de que por lo menos 6 de los supuestos secuestradores aéreos (entre ellos Waled al-Shehri, acusado por la Comisión de haber apuñaleado a una azafata del vuelo UA11 antes del choque del avión contra la torre norte del World Trade Center) están vivos actualmente (19-20).
  2. Omisión de pruebas sobre Mohamed Atta (como su pronunciada inclinación por la bebida, por la carne de puerco y las exhibiciones eróticas privadas o lap dances) que contradicen las afirmaciones de la Comisión de que Atta se había convertido en un fanático religioso (20-21).
  3. Confusión voluntariamente creada alrededor de las pruebas que demuestran que Hani Hanjur era tan mal piloto que nunca hubiera sido capaz de lograr estrellar un avión de pasajeros contra el Pentágono (21-22).
  4. Omisión del hecho que las listas de pasajeros (flight manifests) que se hicieron públicas no contenían ningún nombre árabe (23).
  5. Omisión del hecho que nunca, ni antes ni después del 11 de septiembre, se ha visto que un incendio haya provocado el desplome total de un edificio con estructura de acero (25).
  6. Omisión del hecho que los incendios de las Torres Gemelas no fueron ni extremadamente extensos ni especialmente intensos y que ni siquiera duraron mucho tiempo comparados con otros incendios ocurridos en rascacielos (con estructuras) similares sin que estos últimos se desplomaran (25-26).
  7. Omisión del hecho que, dada la hipótesis que el incendio provocó los derrumbes, la torre sur, que fue golpeada después que la torre norte y afectada por un incendio de menor intensidad, no debería haber sido la primera en desplomarse (26).
  8. Omisión del hecho que el edificio n°7 del World Trade Center (contra el cual no se estrelló ningún avión y que sólo sufrió pequeños incendios muy localizados) también se desplomó, hecho sobre el cual la Agencia Federal para el Manejo de Situaciones de Emergencia (FEMA) confesó que no podía ofrecer ninguna explicación (26).
  9. Omisión del hecho que el derrumbe de las Torres Gemelas (y el del edificio n°7) presenta al menos 10 características de haber sido producto de una demolición controlada (26-27).
  10. Afirmación según la cual el núcleo de la estructura de cada una de las Torres Gemelas era «un pozo de acero vacío», afirmación que niega la presencia de 47 columnas de acero macizo que eran en realidad el centro de cada torre. Según la teoría del «apilamiento de pisos» (the «pancake theory») que explica los derrumbes, varias decenas de metros de esas columnas de acero macizo debieran haber quedado en pie (27-28).
  11. Omisión de la declaración de Larry Silverstein [el propietario del WTC], declaración según la cual el propio Silverstein en coordinación con los bomberos decidió «demoler» –en lenguaje técnico (to «pull»)– el edificio n°7 (28).
  12. Omisión del hecho que el acero de los edificios del WTC fue rápidamente recogido del lugar de los hechos y enviado al extranjero por vía marítima ANTES de que pudiera ser analizado en busca de huellas de explosivos (30).
  13. Omisión del hecho que el edificio n°7 había sido evacuado antes de su derrumbe, lo implica que la razón que se dio oficialmente para acelerar lo más posible la recogida del acero [en aquel lugar] (porque podía haber sobrevivientes bajo los escombros) no tenía ningún sentido en el caso de este edificio (30).
  14. Omisión de la declaración del alcalde R. Giuliani quien dijo que se le advirtió de antemano que el WTC iba a derrumbarse (30-31).
  15. Omisión del hecho que Marvin Bush, hermano del presidente estadounidense, y su primo Wirt Walker III eran los directores de la compañía encargada de garantizar la seguridad del WTC (31-32).
  16. Omisión del hecho que el ala oeste del Pentágono, [la misma que fue impactada el 11 de septiembre], era precisamente, por diversas razones, la que menos posibilidades tenía de ser blanco de los terroristas de al-Qaeda (33-34).
  17. Omisión de toda discusión tendiente a determinar si los daños que sufrió el Pentágono correspondían realmente con los daños que podría haber provocado el impacto de un Boeing 757 desplazándose a varios cientos de kilómetros por hora (34).
  18. Omisión del hecho que existen fotos que demuestran que la fachada del ala oeste no se derrumbó hasta 30 minutos después del impacto y que el orificio de entrada es demasiado pequeño para el diámetro de un Boeing 757 (34).
  19. Omisión de todo testimonio contradictorio sobre la presencia o la ausencia de pedazos visibles de un Boeing 757, ya sea dentro o fuera del Pentágono (34-36).
  20. Ausencia total de discusión tendiente a determinar si el Pentágono disponía de un sistema de defensa antimisiles capaz de derribar un avión de pasajeros, aún cuando la Comisión sugirió que los terroristas de al-Qaeda decidieron no atacar una central nuclear precisamente porque pensaron que esta dispondría de ese tipo de defensa (36).
  21. Omisión del hecho que las imágenes provenientes de diferentes cámaras (incluyendo las de la gasolinera que se encuentra frente al Pentágono, confiscadas por el FBI inmediatamente después del impacto) podrían ayudar a determinar qué fue realmente lo que impactó el Pentágono (37-38).
  22. Omisión de la alusión del secretario de Defensa D. Rumsfeld a «un misil[ utilizado] para golpear [el Pentágono]» (39).
  23. Aprobación aparente de la respuesta, totalmente insatisfactoria, a la pregunta tendiente a saber por qué los agentes del Servicio Secreto permitieron que el presidente Bush permaneciera en la escuela de Sarasota cuando, según la versión oficial, deberían haber pensado que un avión secuestrado podía tener esa misma escuela como blanco (41-44).
  24. Fracaso en explicar por qué el Servicio Secreto no pidió una escolta de aviones de caza para [el avión presidencial] Air Force One (43-46).
  25. Afirmaciones según las cuales en el momento en que el cortejo presidencial llegó a la escuela [de Sarasota], ninguno de los asistentes sabía que varios aviones habían sido secuestrados (47-48).
  26. Omisión del informe según el cual el secretario de Justicia John Ashcroft había recibido una advertencia para que dejara de viajar en líneas aéreas comerciales antes del 11 de septiembre (50).
  27. Omisión de la afirmación de David Schippers de que, basándose en informaciones provenientes de agentes del FBI sobre posibles ataques en el sur de Manhattan, él había tratado infructuosamente de transmitir dicha información al secretario de Justicia John Ashcroft durante las 6 semanas anteriores al 11 de septiembre (51).
  28. Omisión de toda mención sobre el hecho que agentes del FBI afirmaron tener conocimiento de los blancos y fechas de los ataques [terroristas] mucho antes de los hechos (51-52).
  29. Afirmación, mediante una refutación circular que da la cuestión por resuelta, de que el desacostumbrado volumen de compras de acciones en baja antes del 11 de septiembre no implica que los compradores supieran de antemano que los ataques iban a producirse (52-57).
  30. Omisión de los informes según los cuales el alcalde [de San Francisco] Willie Brown y ciertos responsables del Pentágono fueron advertidos de que no debían tomar el avión del 11 de septiembre (57).
  31. Omisión del informe según el cual Osama ben Laden, que ya en aquel entonces era el criminal más buscado por Estados Unidos, fue atendido en julio de 2001 por un doctor estadounidense en el hospital estadounidense de Dubai y que recibió allí la visita de un agente local de la CIA (59).
  32. Omisión de los artículos que sugieren que, después del 11 de septiembre, el ejército estadounidense permitió deliberadamente la fuga de Osama ben Laden (60).
  33. Omisión de informes, entre ellos el que reportaba la visita del jefe de los servicios de inteligencia de Arabia Saudita a Osama ben Laden en el hospital de Dubai, que entran en contradicción con la versión oficial de que la familia de Ben Laden y su país han renegado de este (60-61).
  34. Omisión del resumen de Gerald Posner sobre el testimonio de Abu Zubaydah, según el cual tres miembros de la familia real saudita (que murieron los tres misteriosamente con sólo 8 días de intervalo) estaban financiando a al-Qaeda y conocían de antemano la realización de los ataques del 11 de septiembre (61-65).
  35. Desmentido de la Comisión sobre el descubrimiento de una prueba del financiamiento de los sauditas a al-Qaeda (65-68).
  36. Desmentido de la Comisión sobre el descubrimiento de una prueba que demuestra que dinero perteneciente a la esposa del príncipe Bandar, la princesa Haifa, fue entregado a agentes de al-Qaeda (69-70).
  37. Desmentido, que simplemente ignoró la diferencia existente entre vuelos privados y vuelos comerciales, sobre el hecho que el vuelo privado en el que varios sauditas viajaron el 13 de septiembre desde Tampa hasta Lexington violó los reglamentos sobre el espacio aéreo establecidos en aquella fecha (71-76).
  38. Desmentido sobre la autorización extendida a varios sauditas para que salieran del territorio de Estados Unidos poco después del 11 de septiembre sin que esas personas fuesen sometidas a una investigación apropiada (76-82).
  39. Omisión de la prueba que demuestra que el príncipe Bandar obtuvo una autorización especial de la Casa Blanca para los vuelos de los sauditas (82-86).
  40. Omisión de la afirmación de Coleen Rowley según la cual responsables del Cuartel General del FBI habían visto el memo de Phoenix del agente Kenneth Williams (89-90).
  41. Omisión del hecho que el agente del FBI en Chicago Robert Wright afirma que el Cuartel General del FBI cerró su investigación sobre una célula terrorista y trató posteriormente de intimidarlo para impedir que publicara un libro en el que relata sus experiencias (91).
  42. Omisión de la prueba que demuestra que el Cuartel General del FBI saboteó el intento de Coleen Rowley y de otros agentes [del FBI] de Minneapolis de obtener una orden de búsqueda para conseguir la computadora de Zacarias Moussaoui (91-94).
  43. Omisión de las tres horas y media de testimonio que prestó ante la Comisión la ex traductora del FBI Sibel Edmonds que, según una carta que ella misma hizo pública y que dirigió al presidente [de la Comisión] Kean, revelaba serias disimulaciones por parte de responsables del FBI en relación con el 11 de septiembre y dentro del propio Cuartel General del FBI (94-101).
  44. Omisión del hecho que el general Mahmud Ahmad, jefe del ISI [los Servicios de Inteligencia pakistaníes], se encontraba en Washington una semana antes del 11 de septiembre y que se reunió allí con el director de la CIA, George Tenet, así como con otros altos responsables estadounidenses (103-04).
  45. Omisión de la prueba que demuestra que Ahmad, el jefe del ISI [los Servicios de Inteligencia pakistaníes] ordenó el envío de 100 000 dólares a Mohamed Atta antes del 11 de septiembre (104-07).
  46. Afirmación de la Comisión de que no encontró prueba alguna de que algún gobierno extranjero, incluyendo al de Pakistán, haya financiado a agentes de al-Qaeda (106).
  47. Omisión del informe según el cual la administración Bush presionó a Pakistán para que Ahmad fuese destituido de su cargo de jefe del ISI después de la divulgación de la información que revelaba que este había ordenado el envío de dinero del ISI a Mohamed Atta (107-09).
  48. Omisión de la prueba que el ISI (y no sólo al-Qaeda) se encontraba detrás del asesinato de Ahmad Shah Massud (el comandante de la Alianza del Norte en Afganistán) que se produjo precisamente después de un encuentro que duró una semana entre responsables de la CIA y del ISI (110-112).
  49. Omisión de la prueba que demuestra que el ISI está implicado en el secuestro y posterior asesinato de Daniel Pearl, periodista del Wall Street Journal (113).
  50. Omisión del informe de Gerald Posner según el cual Abu Zubaydah afirmó que un oficial militar pakistaní, Mushaf Ali Mir, que mantenía estrechos vínculos con el ISI y con al-Qaeda sabía de antemano de los ataques del 11 de septiembre (114).
  51. Omisión de la predicción que hizo, en 1999, Rajaa Gulum Abbas, agente del ISI, de que las Torres Gemelas «se derrumbarían» (114).
  52. Omisión del hecho que el presidente Bush y otros miembros de su administración se refirieron repetidamente a los ataques del 11 de septiembre como «oportunidades» (116-17).
  53. Omisión del hecho que el Proyecto para el Nuevo Siglo Americano («The Project for the New American Century»), muchos de cuyos miembros se convirtieron en figuras claves de la administración Bush, publicó en el año 2000 un documento que decía que un «nuevo Pearl Harbour» ayudaría a conseguir fondos para una rápida transformación tecnológica del aparato militar estadounidense (117-18).
  54. Omisión del hecho que Donald Rumsfeld, quien fue presidente de la comisión del US Space Command y había recomendado aumentar el presupuesto destinado a este, se valió de los ataques del 11 de septiembre, en la tarde de ese mismo día, para garantizar esos fondos (119-22).
  55. No se mencionó que las tres personas responsables del fracaso de los esfuerzos por prevenir los ataques del 11 de septiembre (el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, el general Richard Myers y el general Ralph Eberhart) eran también los tres principales promotores del US Space Command (122).
  56. Omisión del hecho que Unocal había declarado que los talibanes no podían garantizar la seguridad adecuada para emprender la construcción de sus pipelines (para petróleo y gas) a partir de la cuenca del Caspio y a través de Afganistán y Pakistán (122-25).
  57. Omisión del informe según el cual representantes de Estados Unidos dijeron durante un encuentro, en julio de 2001, que ya que los talibanes rechazaban su proposición de construir un oleoducto, una guerra contra ellos comenzaría en octubre (125-26).
  58. Omisión del hecho que en su libro, publicado en 1997, Zbigniew Brzezinski escribía ya que para que Estados Unidos pueda mantener su predominio global es necesario que ese país controle el Asia central, con sus vastos recursos petrolíferos, y que un nuevo Pearl Harbour sería útil para obtener el apoyo de la opinión pública estadounidense a esos designios imperiales (127-28).
  59. Omisión del hecho que miembros claves de la administración Bush, entre ellos Donald Rumsfeld y su delegado Paul Wolfowitz, se esforzaron durante muchos años por desatar una nueva guerra contra Irak (129-33).
  60. Omisión de los apuntes de las conversaciones de Donald Rumsfeld correspondientes al 11 de septiembre que demuestran que este estaba decidido a utilizar los ataques como pretexto para desatar una guerra contra Irak (131-32).
  61. Omisión de la declaración que aparece en el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, según la cual «la necesidad de una fuerte presencia estadounidense en el Golfo va más allá del tema del régimen de Sadam Husein» (133-34).
  62. Afirmación según la cual el protocolo de la FAA (Federal Aviation Agency) sobre lo sucedido el 11 de septiembre requería un largo proceso de aplicación que tenía que pasar por varias etapas de la cadena de mando cuando el propio Informe Oficial [de la Comisión] cita pruebas de lo contrario (158).
  63. Afirmación según la cual en aquellos días sólo dos bases de la fuerza aérea estadounidense del sector noreste del NORAD (North American Aerospace Defense Command o Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte) mantenían cazas en alerta y, en particular, que no había aviones de combate en alerta en las bases de McGuire y de Andrews (159-162).
  64. Omisión del hecho que la base Andrews de la fuerza aérea estadounidense tenía varios aviones de caza en alerta permanente (162-64).
  65. Aceptación de la doble afirmación según la cual el coronel Marr, del NEADS (North East Air Defense Sector), tenía que comunicarse telefónicamente con un superior para que este lo autorizara a enviar aviones de caza desde [la base] de Otis y que necesitó 8 minutos para realizar esa llamada (165-66).
  66. Aprobación de la afirmación según la cual la pérdida de la señal del transpondedor de un avión hace prácticamente imposible la localización de la nave por los radares militares estadounidenses (166-67).
  67. Afirmación según la cual la intercepción de Stewart Payne no demostró que el tiempo de respuesta del NORAD en el caso del vuelo AA11 fue extraordinariamente lento (167-69).
  68. Afirmación según la cual los cazas de la base de Otis se mantuvieron en tierra durante 7 minutos después de haber recibido la orden de despegue porque no sabían adónde volar (174-75).
  69. Afirmación según la cual las fuerzas armadas estadounidenses no sabían del desvío del vuelo UA175 hasta las 9h30, momento exacto en que este vuelo se estrelló contra la torre sur del WTC (181-82).
  70. Omisión de toda explicación sobre (a) la razón por la cual un informe anterior del NORAD, según el cual la FAA notificó a los militares el desvío del vuelo UA175 a las 8h43, se considera ahora como falso y (b) cómo fue que ese informe, si era falso, pudo ser publicado y se mantuvo como válido durante cerca de 3 años (182).
  71. Afirmación según la cual la FAA no estableció la teleconferencia sino a partir de las 9h20 de aquella mañana (183).
  72. Omisión del hecho que un memo de Laura Brown, de la FAA, afirma que la teleconferencia se estableció sobre las 8h50 y que trató precisamente sobre el desvío del vuelo UA175 (183-84, 186).
  73. Afirmación según la cual la teleconferencia del NMCC, (Centro de Mando Militar o National Military Command Center) no comenzó antes de las 9h29 (186-88).
  74. Omisión, en la afirmación de la Comisión de que el vuelo AA77 no se desvió de su trayectoria antes de las 8h45, del hecho que la hora mencionada en informes anteriores fue las 8h46 (189-90).
  75. Fracaso en mencionar que el anuncio de la caída de un jet en Kentucky, poco después del momento en que el vuelo AA77 desapareciera del radar de la FAA, fue tomada lo bastante en serio por los responsables de la FAA y de la unidad antiterrorista del FBI como para que estos la enviaran a la Casa Blanca (190).
  76. Afirmación según la cual el vuelo AA77 voló durante cerca de 40 minutos por el espacio aéreo estadounidense en dirección a Washington sin ser detectado por los radares militares (191-92).
  77. Fracaso en explicar, si el anterior informe del NORAD según el cual se le informó a este –a las 9h24– que la trayectoria del vuelo AA77 era «incorrecta», cómo fue que ese informe erróneo pudo salir a la luz, o sea que se trata de saber si los responsables del NORAD mintieron o si fueron «embaucados» durante cerca de tres años (192-93).
  78. Afirmación según la cual los aviones de combate de Langley, que según dijera primeramente el NORAD fueron enviados a interceptar el vuelo AA77, fueron realmente desplegados como respuesta a un informe erróneo de un controlador (no identificado) de la FAA de las 9h21 de que el vuelo AA11 se encontraba aún en vuelo y que se dirigía hacia Washington (193-99).
  79. Afirmación según la cual los militares no fueron contactados por la FAA sobre el probable secuestro del vuelo AA77 antes del impacto contra al Pentágono (204-12).
  80. Afirmación de que Jane Garvey no se sumó a la videoconferencia de Richard Clarke hasta las 9h40, o sea después del impacto contra el Pentágono (210).
  81. Afirmación de que ninguna de las teleconferencias logró coordinar la FAA y las respuestas de los militares a los secuestros porque «ninguna [de las mismas] incluía a los responsables adecuados en el seno de la FAA y del Departamento de Defensa», aunque Richard Clarke dice que su propia videoconferencia incluía a la directora de la FAA Jane Garvey, al secretario de Defensa Donald Rumsfeld y al general Richards Myers, jefe interino de las Fuerzas Armadas (211).
  82. Afirmación de la Comisión según la cual esta no sabía qué miembros del Departamento de Defensa participaron en la videoconferencia con Richard Clarke cuando el propio Clarke afirma en su libro que se trataba de Donald Rumsfeld y del general Myers (211-212).
  83. Aprobación de la afirmación del general Myers de que él se encontraba en el Capitolio durante los ataques sin mencionar el informe contradictorio de Richard Clarke, según el cual Myers estaba en el Pentágono y participó en la videoconferencia con Clarke (213-17).
  84. Fracaso al mencionar la contradicción entre el testimonio de Clarke sobre los movimientos de Rumsfeld de aquella mañana y las declaraciones del propio Rumsfeld (217-19).
  85. Omisión del testimonio del secretario de Transporte Norman Mineta ante la propia Comisión, testimonio según el cual el vicepresidente Cheney y las demás [personas presentes] en el refugio subterráneo habían sido advertidas a las 9h26 de que un avión se acercaba al Pentágono (220).
  86. Afirmación según la cual los responsables del Pentágono no sabían que un avión se estuviera acercando a ellos antes de las 9h32, las 9h34 o las 9h36, o sea sólo minutos antes que el edificio fuera impactado (223).
  87. Aceptación de dos versiones que se contradicen entre sí sobre el aparato que impactó el Pentágono: una que describe la ejecución de una espiral de 330 grados hacia abajo (un «picado a gran velocidad») y otra en la que no se menciona esa maniobra (222-23).
  88. Afirmación según la cual los cazas provenientes de Langley, que supuestamente recibieron la orden de despegar rápidamente para proteger Washington del «vuelo fantasma AA11» no estaban en lo absoluto cerca de Washington porque fueron enviados hacia el océano por error (223-24).
  89. Omisión de todas las pruebas que sugieren que lo que impactó el Pentágono no fue el vuelo AA77 (224-25).
  90. Afirmación según la cual la FAA no informó a los militares sobre el desvío del vuelo UA93 antes de que este se estrellara (227-29, 232, 253).
  91. Doble afirmación de que el NMCC no monitoreó la conferencia iniciada por la FAA y no pudo por consiguiente conectar a la FAA con la teleconferencia iniciada por el NMCC (230-31).
  92. Omisión del hecho que el Servicio Secreto dispone de medios que le permiten tener conocimiento de todo lo que hace la FAA (233).
  93. Omisión de toda investigación sobre las razones que llevaron al NMCC a comenzar su propia teleconferencia si, como dijo Laura Brown –de la FAA–, eso no forma parte del protocolo standard (234).
  94. Omisión de toda investigación sobre por qué el general Montague Winfield no solamente fue reemplazado por un «bisoño» (a rookie), el capitán Leidig, como director de operaciones del NMCC sino que abandonó además el mando cuando estaba claro que el Pentágono se encontraba ante una crisis sin precedente (235-36).
  95. Afirmación según la cual la FAA notificó (de forma errónea) al Servicio Secreto, entre las 10h10 y las 10h15, que el vuelo UA93 se encontraba todavía en vuelo y se dirigía hacia Washington (237).
  96. Afirmación según la cual el vicepresidente Cheney no dio la autorización para disparar hasta las 10h10 (varios minutos después de la caída del vuelo UA93) y que esa autorización no fue transmitida a la fuerza aérea hasta las 10h31 (237-41).
  97. Omisión de todas las pruebas que indican que el vuelo UA93 fue derribado por un avión militar (238-39, 252-53).
  98. Afirmación según la cual [el zar del contraterrorismo] Richard Clarke no recibió el pedido de autorización de fuego hasta las 10h25 (240).
  99. Omisión del testimonio del propio Clarke, que sugiere que este recibió el pedido de autorización de fuego hacia las 9h50 (240).
  100. Afirmación según la cual Cheney no bajó al refugio subterráneo del PEOC [o CPOU (siglas correspondientes a Centro Presidencial de Operaciones de Urgencia]) hasta las 9h58 (241-44).
  101. Omisión de los múltiples testimonios, entre ellos los de Norman Mineta [secretario de Transporte] ante la propia Comisión, testimonios según los cuales el [vicepresidente] Cheney se encontraba en el CPOU antes de las 9h20 (241-44).
  102. Afirmación según la cual la autorización para derribar un avión civil tenía que ser otorgada por el presidente (245).
  103. Omisión de informes según los cuales el coronel Marr ordenó derribar el vuelo UA93 y el general Winfield indicó que él mismo y otros [oficiales] esperaban en el NMCC que un caza alcanzara el vuelo UA93 (252).
  104. Omisión de informes que indican que había dos aviones de caza en el aire a varios kilómetros de New York y tres a sólo 320 kilómetros de Washington (251).
  105. Omisión del hecho que había por lo menos 6 bases militares con cazas en estado de alerta en la región noreste de Estados Unidos (257-58).
  106. Aprobación de la afirmación del general Myers de que el NORAD había definido su misión solamente en términos de defensa contra amenazas dirigidas [hacia Estados Unidos] desde el extranjero (258-62).
  107. Aprobación de la afirmación del general Myers de que el NORAD no había previsto la posibilidad de que un grupo de terroristas pudiera utilizar aviones de pasajeros secuestrados como misiles (262-63).
  108. Fracaso en poner en perspectiva la significación del hecho, presentado en el propio Informe, o en mencionar otros hechos que prueban que el NORAD sí había efectivamente previsto la amenaza que podía representar la posible utilización de aviones de pasajeros secuestrados como misiles (264-67).
  109. Fracaso en explorar la implicaciones de la cuestión de saber cómo pudieron influir la maniobras militares («war games») programadas para aquel día en el fracaso de los militares en los intentos por interceptar los aviones de pasajeros secuestrados (268-69).
  110. Fracaso en discutir la posibilidad que el desarrollo de la Operación Northwoods haya favorecido los ataques del 11 de septiembre (269-71).
  111. Afirmación (presentada para explicar por qué los militares no recibieron la información sobre los aviones secuestrados con tiempo suficiente para lograr interceptarlos) según la cual el personal de la FAA falló inexplicablemente unas 16 veces en la aplicación de los procedimientos normales (155-56, 157, 179, 180, 181, 190, 191, 193, 194, 200, 202-03, 227, 237, 272-75).
  112. Fracaso en mencionar que la proclamada independencia de la Comisión se vio fatalmente comprometida por el hecho que su director ejecutivo, Philip Zelikow, era prácticamente miembro de la administración Bush (7-9, 11-12, 282-84). (ndt: era colaborador cercano de Condoleeza Rice)
  113. Fracaso en mencionar que la Casa Blanca trató primeramente de impedir la creación de la Comisión [Oficial de Investigación sobre los Ataques Terroristas del 11 de Septiembre] y que obstaculizó después el trabajo de esta, como lo hizo al asignarle un presupuesto extremadamente restringido (283-85). (ndt: Presupuesto estimado en 15 millones de dólares cuando el film de ficción «Vuelo 93» de Paul Greengrass costó 18 millones y «World Trade Centre» de Oliver Stone costó CUATRO VECES MÁS, o sea 60 millones de dólares. En lo tocante al primer punto, la creación de la Comisión no se produjo hasta después de 441 días de los ataques y el presidente Bush propuso que fuera presidida por Henry Kissinger… para luego retractarse ante las violentas críticas de la opinión pública contra esa proposición.)
  114. Fracaso en mencionar que el presidente de la Comisión, la mayoría de los demás miembros de la Comisión, y por lo menos la mitad del personal de la misma tenía serios conflictos de intereses (285-90, 292-95).
  115. Fracaso de la Comisión, la cual se vanagloriaba de que la presentación de su informe final había tenido lugar «sin disensión», en mencionar que esto fue posible únicamente porque Max Cleland, el miembro de la Comisión más crítico en cuanto a la actuación de la Casa Blanca –juró incluso «que no sería cómplice de un tratamiento parcializado de las informaciones»–, tuvo que renunciar a su puesto dentro de la Comisión para poder aceptar un cargo en el Banco Export-Import y que la Casa Blanca dio a conocer su nominación para ese cargo únicamente después que las críticas emitidas por Cleland se hicieron especialmente directas (290-291).

 

foto 18

 

Existe mucha más información bien documentada para afirmar que el “9/11” fue un “trabajo interno”, un atentado de falsa bandera, digamos que bien ejecutado y sobresalientemente utilizado para la manipulación de la opinión pública global.

Una “historia” que parece sacada del “Ministerio de la Verdad” del libro “1984” del visionario George Orwell. Una distopía que a esta altura ya no es ficción.

 

Terror en París, Charlie Hebdo y otra vez una puesta en escena

El 7 de enero de este flamante 2015 dos o tres personas (no se ha precisado aún…) atacaron con fusiles de asalto y lanza granadas antitanque la redacción del semanario humorístico (si a usted le causa gracia los agravios gratuitos) de “Charlie Hebdo” en París, Francia.

 

foto 19

foto 20

foto 21

foto 22

 

Ocurrió a plena luz del día y se cobró 12 víctimas fatales y 11 heridos.

El mismo grupo terrorista del “ataque” a las torres gemelas Al Qaeda (“Al-Cía-eda” dicen otros…) también se adjudicó este ataque. Una vez perpetrado el acto criminal, al salir a la calle, los terroristas gritaron en un perfecto francés: “Hemos vengado al profeta!”, tal vez en su euforia demencial, olvidaron el idioma del profeta, el árabe…

A pesar de estar en apariencia muy bien entrenados (se desplazaban como un equipo del S.W.A.T.) olvidaron un “pequeño detalle” en el vehículo que conducían: el documento de identidad de uno de ellos!

 

foto 23

 

¡Para qué preocuparse por las huellas dactilares!, verdad?

Extraño también resulta que su víctima más recordada debido a una oportuna y valiente filmación con un teléfono celular, fuera un policía musulmán: Ahmed Merabet quien es ejecutado por Said Kouachi o Cherif Kouachi o por un tercero o por quién sabe, puesto que usaban máscaras de esquí o pasamontañas, pero “cumpliendo con la ley” también ¿llevaban el documento?

 

foto 24

 

En el video que registra a los terroristas vemos entre otros “detalles” cómo una bala calibre 7.62 x 39 mm (apta para la caza mayor) a 715 metros por segundo, no hizo lo que siempre hace cuando impacta un cráneo: generar una gran herida sangrante con fragmentación ósea y pérdida total o parcial de la masa encefálica.

 

fotos-25-26

 

Hablando de muertes misteriosas, ¿recuerdan las imágenes del asesinato de John F. Kennedy?

 

foto 27

 

Pues las imágenes de “la ejecución” del policía de calle francés no acusan semejanza alguna con las heridas provocadas en un cráneo, ni una sola gota de sangre…

Tampoco es congruente el ángulo del cañón del fusil utilizado, con el supuesto punto de impacto de esta potente munición.

Sumado a esto es realmente difícil acertar a un “blanco” pequeño como lo es una cabeza humana cuando no se detiene la marcha, tal como se aprecia en el censurado video que circuló en la tv francesa.

El que tanto los perpetradores como el policía “abatido” tuvieran origen (apellido) árabe genera una inevitable asociación de la violencia y el terror con el mundo musulmán; “reiteración para fijar un concepto” una desgracia de manual…

 foto 28

 

A pocas horas de los trágicos acontecimientos Elric Fredou, subdirector de la Policía Judicial de Investigaciones descubre “algo” y desea “hacer una llamada muy urgente” según revela el periodista Hicham Hamza; pero no pudo porque fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza. En un peritaje que podría considerarse “express” se determina que fue suicidio, los teléfonos y computadoras del difunto policía fueron incautados y el caso cerrado. Si bien la legislación francesa contempla que en los casos de suicidio los resultados finales de la necropsia deben ser entregados a la familia, esta vez “la justicia” hizo una excepción y dichos resultados le fueron negados a la familia y a sus letrados –un investigador clave tiene “algo” que declarar y es encontrado “suicidado” en medio de extrañas circunstancias… me recuerda al fiscal argentino de origen israelí Alberto Nisman, pero ése es otro tema-.

En cuanto al “suicidio” del investigador francés Elric Fredou, ni su familia, ni su médico familiar lo encuadran en el perfil de un suicida y, claro está, desacreditan la historia oficial. Por supuesto “los perpetradores” fueron abatidos por la policía y un tercer sospechoso (que podría probar que estaba en clases en el momento del ataque) se entregó a las autoridades.

 

foto 29

 

¿Quién habrá conducido entonces el Citroen C3 negro con retrovisores blancos al momento del atentado?

Es interesante que el automóvil C3 negro secuestrado por las autoridades como por “arte de mafia” de pronto tenía los retrovisores negros, como habría de esperarse. ¿Sería éste un distintivo para “no ser molestados” por las autoridades mientras se desplazaban?

Convengamos que por lo menos tres personas, dos enmascaradas, vestidos con ropa táctica y portando fusiles AK-47 y lanzagranadas antitanque, dentro de un automóvil compacto recorriendo las congestionadas calles de “la ciudad luz” sin que nadie, absolutamente nadie se percatara de ello sino, hasta que comienzan a disparar es inverosímil. ¡Vamos señores, parece el argumento de una película del Inspector Clouseau!

 

foto 30

 

París tiene una altísima densidad poblacional: 21.347 habitantes/km2 (por ejemplo, Buenos Aires tiene: 14.307 habitantes/km2).

Francia es un país desarrollado, bien organizado, potencia militar nuclear ¡¿y le acontece esto?! Un bochorno que genera suspicacias.

 

foto 31

 

Tal es el caso con Paul Craig Roberts ex subsecretario del Tesoro norteamericano y prestigioso politólogo, quien se expresó de la siguiente manera al respecto en su sitio web: “Los sospechosos pueden ser tanto culpables como chivos expiatorios. Basta recordar todos los complots terroristas creados por el FBI que sirvieron para hacer la amenaza terrorista real para los estadounidenses.” Y agregó: “La policía encontró el carnet de identidad de Said Kouachi en la escena del tiroteo. ¿Les suena familiar? Recuerden que las autoridades afirmaron haber encontrado el pasaporte intacto de uno de los presuntos secuestradores del 11-S entre las ruinas de las torres gemelas. Una vez que las autoridades descubren que los pueblos occidentales estúpidos van a creer cualquier mentira transparente, van a recurrir a la mentira una y otra vez.”, concluyó.

En estos últimos tiempos, la verdad se torna más extraña que la ficción más salvaje. Los despiadados intereses económicos, las ambiciones hegemónicas de potencias militares, las mezquindades de la fatua clase política, la ignorancia de los pueblos, la candidez de los votantes, la prostitución de los intelectualoides y medios informativos al mejor postor, conforman una sociedad caníbal que nos empuja al límite de la extinción.

 

foto 32

“La guerra es un latrocinio” (“War is a racquet”). Este es el título de un libro escrito por el general norteamericano Smedley Butler después de retirarse del cuerpo de marines.

Fue el militar más condecorado de la historia de los Estados Unidos y nos legó en esta obra una autocrítica de una honestidad admirable y brutal, dijo: “La guerra es un negocio sucio. Siempre lo ha sido. Es posiblemente el más viejo, sin lugar a dudas el más provechoso, seguramente el más depravado. Es el único de alcance internacional. Es el único en el cual los beneficios se cuentan en dólares y las pérdidas en vidas”.

Este ya fallecido general norteamericano describe al mundo no como un soldado, definitivamente tampoco como un político en campaña lo haría, sino como realmente es y agregó: “La bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera.”

Yo, por último, sólo puedo hacer una humilde acotación al decir que las masas, los pueblos y la gente también siguen a la bandera, aunque ésta sea una “falsa bandera”.

 

foto 33

Juan D. Cabrera   |  

Beba Bidart es Buenos Aires

Sábado 24 horas, San Telmo, una calle empedrada, un lugar muy especial …Continuación

Sábado 24 horas, San Telmo, una calle empedrada, un lugar muy especial alumbrado por farolitos de luz amarilla. Nos acercamos apurando el paso, queremos tener tiempo para charlar con ella antes de que suba al escenario. Beba Bidart, un símbolo de todo lo que es Buenos Aires, de su arte, de su música, de su color particular, de su alma quieta y movediza a la vez, de su personalidad enigmática y atrayente.

El lugar, extraordinariamente ambientado, cada detalle perfectamente cuidado, muy íntimo, muy cálido…

Ella, muy amable y dispuesta a compartir con nosotros una charla, a rememorar en ese rato cosas muy importantes de su vida y de su carrera… Definitivamente, por muchas cosas, Beba Bidart es Buenos Aires.

-Beba, ¿cómo empezó con su prolífera carrera?

-Empecé a estudiar a los seis años en el Teatro Lavardén, a los 12 años salí para hacer obras para niños, después entré como corista en el Teatro de Revistas, después en el Victory Ballet (que era un ballet clásico moderno). Después fui figurita en el teatro de revistas, fui vedette, luego actriz y cantante.

Como actriz trabajé en teleteatros de Alberto Migré, actualmente trabajo en “Sin pecado concebidas” (que Cultura - foto Beba Bidartya termina), “El capo”, “Yo soy porteño”, “La revista de Dringue”, “Porcelandia”, “Porcelísimo”, con el negrito Olmedo

Películas hice muchísimas, por ejemplo “El invierno tan temido”, donde me premiaron en Panamá como mejor actriz de reparto; hice “La casa grande” con Sandrini; “La niña del gato”; y un montón más. La próxima voy a anotar para que no me tomen desprevenida –nos dice– (risas).

En teatro hice comedias con Raúl Rossi, “La extraña pareja” con Rodolfo Bebán y Palito Ortega. Hice comedias musicales, por ejemplo con Canaro, “Tangolandia”; con Mariano Mores. En teleteatro hice “Rolando Rivas”, te nombro algunas de éstas, así como importantes. También hice en Radio Nacional el año pasado y parte de este año Estuve muy feliz en la radio, me gusta muchísimo. Empecé haciendo radio con Alberto Migré, hice “Calle Corrientes” y ahora hacía una cosa muy linda en Radio Nacional, me gusta mucho. Justamente en este momento se me acabaron dos cosas: “Sin pecado concebidas” en TV y el programa de radio, pero seguimos con “Taconeando”.

-Es un hermoso lugar, con una ambientación estupenda, muy íntima, muy cálido. Me gusta mucho, Beba, ¿qué días abre?

-Los viernes y sábados a partir de las 23 horas, yo canto a las 2 de la mañana.

-¿Quiénes trabajan en “Taconeando” con usted?

-Mi sobrino que es el director general, podemos decir, el gerente; mi hermana es el alma mater del lugar; mi hijo pone la música y yo canto y hago relaciones públicas. Cacho Puertas me acompaña con el piano, estoy muy cómoda con él, es un gran maestro y una gran persona. Cuando hago shows voy con Carlitos Galván y su trío, o Ramos, depende.

-Cuéntenos cosas de su familia, ¿cómo está compuesta?

-Mi familia se compone de mi hermana Nelly; mi sobrino Carli (Carlos Canale); mi hijo Paulo; la mujer de Paulo, Adriana; Eliane que es mi nieta (le pusieron como yo que me llamo Eliane René); más dos hijas que tiene Adriana que se llaman Natalia y Soledad; también mi cuñado Luis María que en este momento está un poco enfermo. A parte tengo una enorme familia de amigos y una familia más enorme de público.

-¿En qué medio prefiere trabajar?

-Todos me gustan, en este momento estoy cantando más, podemos decir que la hago “más de taquito”, pero actuar me gusta mucho.

-¿Dónde es mayor el contacto con el público? ¿Cantando? ¿En el teatro?

-Sí, por supuesto, pero la televisión es muy linda, te da un cartel que no te lo da nada. Fijate que te ve mucho más gente. El cine también es lindo pero lamentablemente se hace tan poco cine acá…

-Cuéntenos algo sobre Olmedo.

Olmedo era un ser humano excepcional, un hombre extraordinario, como también fue Dringue Farías con el que trabajé en “La revista de Dringue”. Les cuento que ahí fue donde empecé a cantar tango. En la “Revista” estaba la parte tropical que la hacía María Magdalena, la parte moderna que la hacía Peggy Sol y necesitaban que cantaran tango. Me dijeron “Vos tenés que cantar tango.”, yo dije: “No, yo lo canto en casa. Sé bailar tango pero cantar…”. Me dijeron: “No, vos tenés que cantar tango”. Esto ocurrió con Jorge Vaillant en Canal 13, allí canté mi primer tango que fue “Tinta roja”, que es un poco mi caballito de batalla.

-Y le encanta hacerlo…

-Sí, sé que no soy la gran cantante, sé que no desafino y sé que no desvalorizo las letras de los autores. Al ser actriz sentís más la letra, no cantás solamente, lo interpretás mejor.

-¿Qué opina sobre que ya no esté en pantalla un programa como “Grandes Valores”?

-Es lamentable que ya no exista. Y te digo que en el mundo entero la gente gusta del tango, es una maravilla.

-¿Ha viajado mucho por su profesión?

-Sí, por ejemplo el año pasado viajé dos veces en el término de diez días a Madrid y a Sevilla para actuar en la Expo. Trabajé mucho en Los Angeles en el “Club Mary” con Alberto Castillo y Mareco, recuerdo que viajé para un 24 de mayo; después trabajé en el “Club Argentina” y en otros lugares. Trabajé en Costa Rica con Mariano Mores, en España, en el ’90 también estuve para la Semana Cultural, nos llevó Luis Aguilé

-¿Grabó discos Beba?

-Grabé un disco hace mucho (ya no hay más placas), grabé otro con Luis Aguilé que no sé por qué causa nunca se lanzó, después grabé con la orquesta “Color Tango”.

-¿Cuál es el público más receptivo, el más afectuoso?

-El argentino, por supuesto. Pero a mí, como me ha ido bien en todas partes no me puedo quejar. Sin embargo el público argentino tanto en Buenos Aires como en el interior es muy cálido.

-¿Tiene tiempo para algo más?

-También hago shows particulares, y bueno… hay que ganarse el puchero.

-Y se lo gana bien, está trabajando permanentemente.

-A mí me gusta mucho trabajar. Le pido mucho a Dios tener salud para poder tener trabajo. Soy muy católica, quiero mucho a mi familia, quiero mucho a mi público que me da tanto, tanto, tanto, que no sé cómo agradecerle. Hay gente que de pronto es más importante y no recibe lo que yo recibo… yo soy popular, porque voy por la calle y un taxista, un colectivero, un muchacho de un camión me saludan, el público me para por la calle… todo es así, todo es amor.

-Es muy lindo, ¿pero eso no le quita un poco de intimidad?

-No me importa, no tengo problemas. Por ejemplo cuando salgo de día jamás me pinto, voy con la cara lavada y la gente me quiere igual, me reconoce igual, me dice sosas muy lindas.

 

Y cómo no decirle cosas lindas a alguien que es mucho de todos, que de verdad es popular, que representa muchas cosas a la vez, todas nuestras.

Queremos agradecerle especialmente a Beba Bidart el haber dispuesto de su tiempo para nosotros, para contarnos cosas suyas, cosas que formaron y forman su vida, todas muy importantes.

Muchas gracias Beba, por todo.

Nota de Redacción: Quisimos compartir con todos este reportaje realizado por nosotros a la querida y recordada Beba Bidart, publicado en BUENOS AIRES SUR en diciembre de 1993.

Magdalena Cabrera , Juan D. Cabrera   |  

Cuidados para nuestros animalitos ancianos

Aunque quisiéramos que estuvieran por siempre a nuestro lado, nuestros fieles compañeros …Continuación

Aunque quisiéramos que estuvieran por siempre a nuestro lado, nuestros fieles compañeros algún día empiezan a ponerse viejitos.

Esto ocurre en realidad “rápido” para nuestro concepto humano de longevidad o nuestras expectativas actuales de vida.

En promedio comenzamos a considerar a nuestros perros como viejos a partir de los 9 años. En realidad el que ellos se transformen en gerontes depende de muchos factores como la calidad de vida que han llevado y de cómo los hemos atendido, pero además depende de su tamaño. En general los perros de razas pequeñas o sus mestizos son más longevos y comienzan a ponerse viejos más tarde, después de los 10 años. Los medianos pueden empezar a ser viejos entre los 9 y 11 años, los grandes alrededor de los 8 años y los de razas gigantes tienen una vida mucho más corta considerándoselos “mayores” a partir de los 6 años.

foto-geriatria-caninaVarios son los problemas que empiezan a aparecer cuando ellos envejecen. Nos enfocaremos en sus huesos y articulaciones, y daremos algunos consejos para ayudarlos a transitar esta etapa lo mejor posible.

En la vejez, las articulaciones comienzan a perder su elasticidad y fisiología normal y su metabolismo se hace más lento. La capacidad de reparación del organismo se irá haciendo cada vez menor. Muchas enfermedades que pasan inadvertidas o que no molestan tanto en el animal joven parecen ahora una tortura. También aparecen los problemas clásicos de la vejez como la artrosis.

Algunas enfermedades que observamos con frecuencia en animales viejos son: problemas de columna por “picos de loro”, hernias de disco o dislocaciones de rodilla con distensión de ligamentos, etc. Además se acentúan en esta etapa los dolores y problemas de movilidad cuando previamente existe una displasia de cadera frecuente en los Ovejeros Alemanes y Labradores o una displasia de codo u hombro en razas muy pesadas o gigantes como el Gran Danés o el Mastín Napolitano.

No nos olvidemos tampoco que los dolores postquirúgicos, o golpes, o traumas, provocan que el animal se “acomode” para caminar como menos le moleste, alterando las posturas normales, y generando, a mediano o largo plazo, dolores y trastornos articulares.

 

¿Qué podemos hacer para evitar problemas mayores y ayudarlos a transitar esta etapa?

  • Alimentarlos correctamente durante toda su vida para evitar descalcificaciones, que, en la vejez pueden ser sumamente graves, y aceleraran cualquier proceso óseo o articular. Es importante mantener al animal en un peso adecuado.
  • Cuidarlos del frío y la humedad. Que tengan un lugar caliente, blando y reparado donde dormir.
  • No obligarlos a hacer ejercicios excesivos. Ellos regularán su propia actividad física.
  • En general evitar las .
  • Los pisos rugosos o alfombrados facilitarán el agarre al caminar y evitarán resbalones. Los pisos de cerámica muy lisos o los pisos de madera encerados, son causa frecuente de resbalones con el resultado de distensiones, torsiones, esguinces, etc.
  • Consultar periódicamente al médico veterinario para mantener actualizado el plan de vacunas, las desparasitaciones y evaluar regularmente la evolución de cualquier problema crónico osteoarticular.

Si el animal comienza a caminar “raro” o manifiesta algún dolor o no quiere levantarse o deja de comer, esto nos está indicando que existe algún problema.

Debemos concurrir de inmediato alveterinario. El determinará los pasos a seguir y eventualmente indicará la terapia adecuada al problema de salud que presente el animalito.

En el mercado veterinario hay desde hace tiempo antiinflamatorios (corticoides y no corticoides), similares a los utilizados en medicina humana, que pueden ayudar a nuestros amigos a sentirse mejor, ya sea que sus dolores sean agudos o crónicos. Sin embargo éstos poseen algunos efectos adversos.

Ahora el veterinario de cabecera podrá recomendar un nuevo tipo de productos, llamados condroprotectores. El uso de estos productos es altamente ventajoso. Son de origen natural y se encuentran habitualmente presentes dentro de nuestro organismo.

La administración como terapia externa resulta en un efecto curativo, con recuperación de la movilidad normal y desaparición de las molestias y dolores.

Entre estos productos se encuentra el condroitín sulfato (Artroglycan) que posee efectos antiinflamatorios y regenerativos articulares, y que no produce los efectos adversos de los antiinflamatorios tradicionales, y pueden ser utilizados en terapias de largo plazo sin provocar inconvenientes.

También puede indicarse este tipo de productos como preventivo en los animales que entran a la vejez evitando así la aparición de los problemas que aquí mencionamos.

La utilización de estos tratamientos de manera permanente mejorará muchísimo la calidad de vida de nuestros viejitos ayudándolos a prolongar su vida y llegar a un final menos traumático.

Acompañémoslos en todo momento para que sus últimos años sean dichosos. Ellos lo merecen.

Buenos Aires Sur   |  

¿Decadencia del sistema de salud y/o decadencia de los valores morales y humanos?

Previo al ejercicio profesional, los médicos deben realizar una serie de trámites …Continuación

Previo al ejercicio profesional, los médicos deben realizar una serie de trámites que se inician con la obtención del título y culminan con la matriculación.

Una vez finalizados los estudios, deben gestionar, en la facultad respectiva, la extensión y entrega del Diploma, el que se entrega en una ceremonia pública, en la que asume un compromiso frente a la sociedad genéricamente conocido como “juramento hipocrático”. En la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, para el juramento de sus egresados, se adoptó, desde el 24 de marzo de 1958, la denominada “Fórmula de Ginebra”.

La “Fórmula de Ginebra” dice así: “El acto de Juramento que vais a realizar y mediante el cual se os admite como miembro de la profesión médica, constituye una invocación a Dios o a aquello que cada cual considere como más alto y sagrado en su fuero moral, como testimonio del compromiso que contraéis para siempre jamás.

En el momento de ser admitido entre los miembros de la profesión médica, os comprometéis solemnemente a consagrar vuestra vida al servicio de la humanidad y juráis:

  • Conservar hacia vuestros maestros el respeto y reconocimiento a que son acreedores.
  • Desempeñar vuestro arte con conciencia y dignidad.
  • Hacer de la salud y de la vida de vuestro enfermo la primera de vuestras preocupaciones.
  • Respetar el secreto de quien se os haya confiado a vuestro cuidado.
  • Mantener en la máxima medida de vuestro medio de honor y las nobles condiciones de la profesión médica.
  • Considerar a los colegas como hermanos.
  • No permitir jamás que, entre el deber y el enfermo se interpongan consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, de partido o de clase.
  • Tener absoluto respeto por la vida humana desde el instante de su concepción.
  • No utilizar ni aún bajo amenazas los conocimientos médicos contra las leyes de la humanidad.”

salud-hospitales“SI JURO”.

“Si cumplieres íntegramente este Juramento, que podáis gozar de vuestra vida y de vuestro arte y disfrutar de perenne estima entre los hombres. Si lo quebrantáis, que vuestra conciencia y el honor de la profesión médica en la que acabáis de ingresar, os lo demande.”

Cada vez que alguien se recibe de médico, debe realizar este juramento, el que le dará honra, dignidad y respeto.

Sin embargo, cada día vemos cómo este juramento es violado y pisoteado por “autoridades de la salud” que despojan a los pacientes de sus derechos, quitándoles, inclusive, la oportunidad de continuar viviendo.

Cotidianamente obras sociales y prepagas, se lavan las manos, retaceando atención médica a sus afiliados, poniendo en peligro la vida de estas personas, sin que se les mueva un músculo de su cara de piedra.

Los dueños de empresas de salud, o los que manejan prepagas u obras sociales, en general, en la actualidad, no son médicos. Son empresarios que ponen un médico como testaferro (pariente, amigo, o no) como empleado para que en realidad, haga de filtro, no cumpliendo ambos con sus obligaciones. La empresa de salud, porque prioriza el dinero a la vida, y el médico, que ha olvidado el juramento hipocrático por unos cuantos billetes, para “auditar”, no autorizando las internaciones, estudios médicos y hasta medicamentos. Este tipo de “médicos” no son más que vulgares gerentes que traicionan lo que han jurado cumplir, por muchas más que 30 monedas de plata. Son traidores a la profesión médica, a los médicos dedicados, y a los pacientes, que esperan que salven sus vidas y no sean quienes aprietan el gatillo.

Hay pacientes que requieren de determinado centro médico para su atención, por tener patologías especiales que no pueden ser atendidas en cualquier lugar, ya sea por carecer del servicio, por ser incompleto, por no contar con un equipo multidisciplinario (como en el caso de los pacientes transplantados), etc. Sin embargo las obras sociales hacen sus convenios de atención con centros “baratongos” o con los que hacen negociados, y no con los que brindan el servicio de salud adecuado para el paciente.

Siempre terminamos en el mismo tema: la falta de valores. Que llevan a la falta de solidaridad, de ética y de humanidad. Sería excelente que estas personas, que prefieren sus monedas de plata a la vida de los pacientes, pensaran que quizás, sólo quizás, un día estén del otro lado del “mostrador”.

Magdalena Cabrera   |  

Noticias de Sur: Restitución del conjunto escultórico del mástil de la Plaza Colombia

La Junta de Estudios Históricos de Barracas presente en el proceso de …Continuación

La Junta de Estudios Históricos de Barracas presente en el proceso de los reiterados pedidos por la restitución del conjunto escultórico del mástil de la Plaza Colombia que fuera realizado por el escultor Julio Cesar Vergottini.

Dichas esculturas fueron retiradas por el Gobierno de la Ciudad en el año 2010, para ser restauradas y vueltas a instalar, pero los responsables dicen AHORA no poder hacerlo por falta de presupuesto. Mientas tanto las esculturas están literalmente tiradas en el piso del MOA, Monumentos y Obras de Arte, dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Publico.

Por la memoria de nuestro barrio, por el respeto a nuestro Patrimonio Cultural, solicitamos la pronta restitución de nuestro monumento.

 

foto-Restitucion-escultura-de-Vergottini

Buenos Aires Sur   |  

¡No nos descubrieron, nos despojaron!

Toda Europa hablaba de que los reyes católicos no habían establecido el …Continuación

Toda Europa hablaba de que los reyes católicos no habían establecido el tribunal de la Inquisición sino para apropiarse de las riquezas de la población. La expulsión de muchos de ellos, opositores al régimen, dejaba tras sí sus bienes materiales. Cualquier persona culpada por la Inquisición debía pagar además de con su vida, con sus bienes.

Los reyes querían unificar España, anexarle Italia, luego Francia para luego sí medir sus fuerzas con el sultán turco. Su lema era: primeramente nos pertenece España y luego el mundo entero.

Es por eso que se quiso expropiar a mucha gente, elevar los impuestos y hacer la guerra contra los fieles en nombre de Cristo ya que la iglesia española vino a enredarse en un mito nacionalista y racista traducido en la hoguera. Al procederse a encender el fuego, un coro religioso entonaba el Te Deum Landamus. ¿A qué Dios se dirigían? Dios no es sanguinario, y rechaza los sacrificios humanos.

Durante aquellos años la cartografía se desarrollaba conjuntamente con las matemáticas. Se hacían cálculos y se creía, ya por ese entonces, que la Tierra era redonda e inexplorada.
nos-despojaron-fotoEl ir en busca de nuevas tierras se presentaba como una situación tentadora para la Corona ya que ofrecía la ventaja de obtener materias primas, oro y mano de obra casi esclava con la concreción de nuevos mercados donde imponer sus productos materiales e ideológicos. Es así que el objetivo fue masacrar a mansalva a los indígenas de toda América so pretexto de “civilizarlos”, trayéndonos el alcoholismo, el racismo, la desnutrición, diversas pestes desconocidas y, como si fuera poco, la propiedad privada.

Somos un continente explotado, sin embargo seguimos festejando la invasión que nos esclavizó.

Luego de 522 años de contacto, no sólo exterminaron a 65.000.000 de los nuestros, sino que pretendieron quitarnos nuestros valores.

Sin embargo no somos un pueblo vencido. Y junto a los descendientes de aquel pueblo, pero que comparten nuestra lucha como hermanos, debemos construir una América sin fronteras absurdas ni discriminaciones.

No queremos sacar el 12 de octubre del almanaque, sólo queremos que nos preguntemos cómo se manifiesta hoy el colonialismo y la dependencia que se instaló en 1492 en este continente, y cómo podemos superarla a través de la unidad. 

Magdalena Cabrera   |  

Patricia Sosa: comprometida a hacer de éste, un mundo mejor

En esta oportunidad, nuestra vecina solidaria es la famosa cantante Patricia Sosa. …Continuación

En esta oportunidad, nuestra vecina solidaria es la famosa cantante Patricia Sosa.

Patricia, dueña de una voz espectacular, cálida, sólida y que llega al alma, se crió en el barrio de Barracas.

Su carrera profesional es sumamente exitosa, conocida nacional e internacional, Patricia comenzó a cantar en el año 1974 en una banda llamada Nomady Soul. Después de eso pasó a formar parte de la banda La Torre, con un estilo diferente, pasando a ser un hito del rock, habiendo recibido el premio al mérito como una de las cinco mejores cantantes de la historia del rock.

En 1990 comenzó su carrera como solista y continuó recibiendo premios, grabando discos, realizando giras, llenando teatros… y, desde el año 2007 haciendo un gran trabajo solidario a través de la Fundación que preside “Pequeños Gestos, Grandes Logros” realizando diversas tareas en beneficio del prójimo, siendo la que más se destaca, la de la ayuda a distintas comunidades Tobas del Chaco Impenetrable.

Emprendió la causa Toba realizando viajes al Chaco Impenetrable para intentar mejorar la calidad de vida de sus habitantes. La mayor tragedia que padecen es silenciosa pero terriblemente visible: están muriendo de hambre, sin posibilidades, mansos, orando por ayuda, sin cortes de rutas, sin amenazas… sólo pidiendo que no los abandonen.

Uno de tantos días implorando por ayuda, los caciques y sacerdotes de la comunidad toba de Villa Río Bermejito y su pueblo, recibieron la ayuda en forma de canción. Parece increíble, pero desde un auto que pasaba y enseguida se perdió a lo lejos, se escuchaba la canción “Y te amaré, y te amaré…”. Los hombres y mujeres se acercaron hasta el pueblo para averiguar quién cantaba esa canción, y fue en ese momento de la existencia de Patricia Sosa.
Cuando cuenta lo que sintió al conocer esta historia y explica por qué decidió ayudarlos dice, simplemente: “Hay cosas que Dios hace por algo”. Y agrega: “Muchos me dijeron: hacete la tonta, esto es demasiado para vos. No te están pidiendo una ayuda para un chico que no tiene una silla de ruedas. ¡Te están pidiendo salvar a un pueblo!, pero no me dio el alma para hacerme la tonta”.

Así fue que Patricia atravesó el Impenetrable por primera vez con una delegación de veinte voluntarios para llevarles cuatro camiones llenos de donaciones recolectadas por ella. Allí estuvo tres días, conociendo la vida y las costumbres de esta comunidad indígena de trescientas cincuenta personas.

Después de esa vez ha ido muchísimas otras, con donaciones, médicos, psicólogos, sociólogos, y además con constructores, porque este pueblo no tiene viviendas, las personas duermen entre bichos y suciedad. Pero para hacer las viviendas lleva materiales e instructores que les enseñan a los habitantes cómo hacerlas ellos mismos, que están dispuestos a trabajar y a seguir luchando para vivir con dignidad.

Y para ello también les está aportando capacitación profesional y el desarrollo de actividades productivas con la puesta en marcha de un taller para la fabricación y comercialización de cajones flamencos en conjunto con la fundación española “Voces para la Conciencia y el Desarrollo”.

Patricia piensa que cualquiera es capaz de movilizar energía para cambiar la realidad, aunque sea en su entorno, con pequeños gestos. Promueve la realización de pequeños gestos hacia el prójimo: “Sonrisas, abrazos, escuchar al otro, crear un vínculo más sano, más noble, más generoso desde el sentimiento y eso no cuesta. Lo que pasa es que la realidad te va confundiendo y va poniendo capas encima”.
La asociación civil “Pequeños Gestos, Grandes Logros”, permite ir cambiando de objetivos: esta comunidad, este barrio que están levantando con la escuela y la salita con una buena asistencia sanitaria, es uno de ellos. Pero cuando el objetivo se cumpla, se pondrán otros. Es una asociación de servicio para lo que vaya surgiendo.

Patricia siente la necesidad de ser solidaria con quienes más lo necesitan. “La vida me ha tratado muy bien, tengo una familia que la cuido como el oro y estar con esta gente me hace dar cuenta de que uno debe devolverle a la vida lo que la vida nos da porque uno se va sin nada”.


Patricia Sosa
, una mujer extraordinaria, solidaria, que da su tiempo y su amor a quienes la necesitan. Más allá de la ayuda material, que es imprescindible para este pueblo del Impenetrable chaqueño, les hace saber que ellos existen, que le importan a alguien, que hay personas interesadas en sus vidas. Y mitiga el hambre que sienten, y también su soledad. Porque el amor es la fuerza más poderosa que hay.

Nota de Redacción: Todos los que deseen colaborar con la Fundación “Pequeños Gestos, Grandes Logros”, pueden comenzar realizando sólo un gesto: comunicarse a la siguiente dirección de correo electrónico: porlostobas@patriciasosa.com.

Magdalena Cabrera   |  

Los vigilantes del cielo ¿Contrails o chemtrails?

Ante la gran respuesta que ha tenido nuestra serie de notas en …Continuación

Ante la gran respuesta que ha tenido nuestra serie de notas en el espacio dedicado al Medioambiente, (en nuestra edición impresa), especialmente las relativas al Proyecto HAARP, a los Chemtrails y al fraude sobre el recalentamiento global donde hemos expuesto las verdaderas razones de estos sucesos, decidimos hacer una nueva entrega relacionada con este tan apasionante o preocupante tema, hablando específicamente de estos asuntos referidos a los observadores o vigilantes del cielo, los skywatchers, quienes han surgido debido a la preocupación de la población en diversos puntos del globo para vigilar y analizar qué son realmente y qué pretenden con este nuevo modo de contaminar el planeta.

Muchos lectores nos han enviado material fotográfico y videos, así como también información obtenida por estos vigilantes del cielo que pretenden advertir a la población mundial sobre el peligro y, por supuesto, la ilegalidad de estas operaciones de contaminación.

Recordaremos antes que nada qué son los chemtrails (rastros químicos) y qué diferencia tienen con los contrails (estelas de condensación que dejan los aviones a chorro). Y hablaremos de la función de los vigilantes u observadores del cielo.

¿Qué es un Chemtrail?

La palabra viene de la unión de dos palabras inglesas: chemical (química) + trail (rastro, estela). Fue designada en Estados Unidos hace aproximadamente una década cuando algunas personas empezaros a detectar que sus cielos habían cambiado, que algo raro ocurría en ellos, y comenzaron a denunciar a gritos que ciertos aviones en ciertos días, estaban fumigando encima de sus cabezas. Se supone que en Estados Unidos fue donde empezó el experimento, porque en aquél entonces sólo se veían allí, pero a los pocos años empezaron a verse en otros países desarrollados europeos y americanos, hasta que en los últimos años de la década del 2000, la gran mayoría de países observaban cómo fumigaban los cielos con estos aviones raros, con rutas raras, sin logotipos reconocidos y a días sin seguir patrón alguno. Actualmente hay una gran comunidad de SkyWatchers (miradores del cielo) en todo el mundo, fotografiando, observando y denunciando operaciones de fumigación clandestina secretas sobre la población civil.

Vigilantes-del-cielo-foto-1cieloEstos aviones con sus contaminantes tienen un efecto de apoyo al proyecto HAARP, que manipula el clima desde sus poderosísimas antenas en Alaska y también ahora con los aviones “desconocidos”.

La situación ha llegado a ser tan descarada que en los anuncios de publicidad y películas se incluyen chemtrails para dar sensación de que las fumigaciones siempre estuvieron ahí y que todo es normal. Actualmente una empresa de telefonía móvil inunda nuestras pantallas de televisión mostrando los aviones atravesando el cielo con sus estelas contaminantes que desembocan en el logo de dicha empresa de telefonía celular.

De igual forma los medios de comunicación y autoridades ignoran o niegan el tema ya que no pueden desmentirlo ni explicarlo de manera no comprometedora.

Sin embargo, por todo el mundo diferentes ciudadanos (por supuesto que entre ellos están los vigilantes del cielo) han iniciado juicios a los gobiernos por exponer a su población a dicha contaminación sin mover un solo dedo.

También en Estados Unidos y diversos países de Europa, como el caso de Italia, por ejemplo, se han realizado denuncias porque estos contaminantes enferman a las personas, como se ha repetido infinitas veces, y los síntomas de ello pueden ser algunos de los siguientes: resfríos u otras infecciones; dolores de garganta; irritación en los ojos o en la piel; sensación de olores metálicos o de metal quemado; fatiga crónica, desgano y sensación de sentirse “drogado”; temblores en los ojos; incremento de todo tipo de alergias sin explicación; un gran incremento de casos de cáncer; numerosos problemas del corazón y de alta tensión sanguínea (incluso en gente que practica deportes).

Formas en las nubes

Millones de personas en todo el mundo denuncian que hace 10 años que los cielos no son normales y demandan una explicación con el correspondiente silencio o largas de los gobernantes. La guerra climática es una realidad y vivimos en una década donde ya no es un secreto que los huracanes, la falta de lluvias y las temperaturas atípicas están a la orden del día, provocadas mediante ondas electromagnéticas desde las que llaman antenas de telefonía móvil que se conducen a través de lo que los aviones fumigan a la atmósfera haciéndola densa, irrespirable. Con sólo observar el cielo diariamente, tener memoria y comparar cómo eran en los años 40, 50, 60, 70, 80 nos damos cuenta de que algo extraño y diferente está ocurriendo.

Diferencias con los contrails

Los “contrails” que dejan los aviones son antinaturales por que se producen a bajas alturas (de 2 mil a 5 mil metros), según la Nasa es necesaria una altura superior a 8 mil para que un avión deje una pequeña estela tras sus motores. Lo que dejan tras de sí los aviones que vemos a simple vista no son contrails, o estelas de condensación normales, sino una fumigación controlada, por aviones ilegales y secretos que ni siquiera las torres de control aéreas y sus radares pueden identificar

Manipulando el clima

¿Estarán provocando el cambio climático a través de las fumigaciones que aumentan el efecto invernadero, exterminan la vegetación del planeta y crean una atmósfera conductora mediante los metales que fumigan (aluminio y bario)? Parece que con la excusa del falso cambio climático ahora pueden hacer lo que quieran con nuestro planeta. Fumigar azufre que provoca incendios, verter partículas de hierro al mar y poner en peligro todos los ecosistemas, fumigar el planeta que nos está enfermando, o usar tecnología de radiación para modificar el clima.

Mientras las consecuencias del cambio climático global cada vez son más visibles y pegan con más fuerza a los más pobres, los principales causantes, empresas y gobiernos, lejos de ir a la erradicación de las causas -lo que afectaría sus ganancias y sus votos- proponen arreglos tecnológicos. Estas “soluciones” tienen la ventaja de crear nuevas fuentes de negocios para los mismos actores que provocaron y se beneficiaron de los daños. Aunque la mayoría de las iniciativas, como la reducción de la energía nuclear y la producción masiva de biocombustibles conllevan efectos muy perversos, la tendencia más extrema y peligrosa es la geoingeniería: la manipulación intencional del clima y el ambiente planetario. Existen iniciativas gubernamentales y privadas que van desde la fertilización de los océanos con nanopartículas de hierro (para tratar de bajar la temperatura de los mares y desviar huracanes) hasta lanzar nanopartículas de compuestos sulfatados al cielo para crear una capa que intercepte los rayos solares. Todas tienen en común que podrían causar catástrofes de desequilibrios y contaminación inéditas. El nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, alerta que en este siglo sufriremos eventos climáticos más extremos y más frecuentes de los que ya hemos visto, con tormentas tropicales y huracanes más fuertes, inundaciones más grandes, olas de calor y sequías más intensas y más largas, avance de la desertificación y aumento del nivel del mar entre 28 y 43 cms. El panel reafirma que el cambio ha sido inducido por actividades humanas, principalmente por emisiones de gases de efecto invernadero. Lo más contaminante son las emisiones de automóviles e industrias, cuya amplia mayoría proviene de países del Norte global. El acelerado proceso de industrialización de China también contribuye significativamente -y México ocupa el lugar número 14 en la lista global- pero muy lejos del principal contaminador, que sigue siendo Estados Unidos. Pese a ello, el gobierno de Estados Unidos, con apoyo de científicos mercenarios, se ha dedicado a negar el cambio climático, justificando así su negativa a cambiar su estilo de producción y consumo. George W. Bush comenzó su gestión anunciando que no iba a cumplir con las ya limitadas metas del Protocolo de Kyoto, -organismo de Naciones Unidas, que se ocupa del tema- porque eso afectaba los intereses de sus industrias. Sin embargo, tiempo después el mismísimo Arbusto (Bush) dijo al New York Times “Dejemos el debate sobre si los gases de efecto invernadero son causados por la humanidad o por causas naturales; vamos a enfocarnos solamente en las tecnologías que puedan resolver el problema”.

Vigilantes-del-cielo---foto-2En ese paquete de tecnologías, están los proyectos de geoingeniería, como la manipulación del clima para evitar, por ejemplo, huracanes como el Katrina . O por lo menos evitar que lleguen a sus costas, aunque quizá el resultado sea que lleguen a las de sus vecinos. La manipulación intencional del clima tiene una larga historia, sobre todo con fines bélicos. La CIA realizó experimentos para provocar lluvias intensas y prolongadas durante las guerras de Vietnam y Camboya, para destruir caminos y cosechas. Este experimento y otros similares motivaron la creación en Naciones Unidas de la “Convención sobre la prohibición de utilizar técnicas de modificación ambiental con fines militares u otros fines hostiles” (ENMOD por sus siglas en inglés). Pero Estados Unidos continuó haciendo proyectos de este tipo. En un informe de la Fuerza Aérea de EU en 1996, titulado “El clima como fuerza multiplicadora: poseyendo el clima en 2025”, concluyen que el clima “provee una dominación del campo de batalla hasta un grado nunca antes imaginado”, incluyendo la capacidad de desarticular operaciones enemigas provocando tormentas, sequías y escasez de agua dulce. Según la Organización Mundial de Meteorología, 26 gobiernos conducían experimentos de alteración del clima en el año 2000. En el 2003-2004, 16 gobiernos admitieron este tipo de actividades, pero en realidad muchos más están involucrados. Los fines bélicos nunca están descartados, pero los gobiernos declaran otro tipo de fines. China por ejemplo, prometió al Comité Olímpico Internacional que las Olimpiadas del 2008 en Beijing tendrían solamente días soleados, aunque tuvieran que alterar el clima. Y así fue.

Quizá lo más preocupante es la legitimación creciente de estos mecanismos, con la justificación de manejar los efectos del cambio climático. Por ejemplo, los experimentos de fertilizar el océano con partículas de hierro, en uno de los cuales participó México a través del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, (CICESE) en 1995; se proponen aumentar el plancton de la superficie marina. De esa manera se absorbería bióxido de carbono (CO2), lo que teóricamente bajará la temperatura del mar, evitando o suavizando la formación de huracanes. Aunque no hay evidencias de su efectividad y se sabe que esta absorción de CO2 no es permanente, ya existen empresas que explotan esta actividad en forma comercial, vendiendo “créditos de carbono” por la supuesta absorción de carbono. Sobre esto se han publicado estudios científicos en Science , alertando que la proliferación de estas actividades tendrá impactos de amplio espectro sobre los ecosistemas marinos y todo lo que depende de éstos. En lugar de enfrentar las causas reales del desastre climático, la geoingeniería creará nuevas catástrofes.

En todos los países de mundo se presenta un fenómeno similar, son fumigados por aviones “desconocidos” que todos sabemos que provienen del Norte de América. Los vigilantes del cielo han tomado muestras de las sustancias con que rocían la atmósfera con resultados desalentadores: todos contaminantes peligrosos para la salud y la vida de seres humanos, animales y vegetación.

Actualmente algunos funcionarios del gobierno de Obama admitieron esta manipulación.

History Channel también ha difundido diversos videos que muestran esta situación que, en estos tiempos, difíciles de manejar, no tienen nada de novela. Muy por el contrario, queda demostrada una vez más que la realidad supera la ficción.

María Laner   |  

ba_bouncers_230x191

stetica_dental_230x191

ba_bouncers_230x191

stetica_dental_230x191